Posts etiquetados ‘Harpastón’

 

“Que tengas salud y te dediques a la filosofía e inclines a ella a los demás jóvenes; y saluda en mi nombre a los compañeros en el juego de pelota”.

Dionisio de Siracusa

Se dice y se escribe que el Balonmano moderno nació como deporte en el primer cuarto del siglo pasado, como evolución de otras modalidades deportivas parecidas y practicadas en Centroeuropa (Alemania y la República Checa).  Nacieron como  nuevas actividades para mejorar la educación física

Es por ello que hay que dar veracidad a un precedente anterior.

En 1898, Holger Nielsen, profesor de “gimnasia” en un instituto de enseñanza de Dinamarca, , introduce en sus clases un juego nuevo con un balón pequeño, al que se le llamó “Handbol”. Consistía en meter goles en una portería, de manera semejante al fútbol, pero manejando el balón con la mano ¿Te suena? Podríamos decir que Nielsen es el padre del balonmano moderno.

harpastum11

¿Y si los griegos jugaban a balonmano?

Pero, ¿Y antes?. ¿Alguien práctico o jugó a algo parecido o que pudiéramos considerar los antecedentes del balonmano? ¿También ligado a la educaión y al entrenamiento físico?

Esta pregunta nos lleva irremediablemente a la Grecia antigua, cuna del deporte y como consecuencia, de los Juegos Olímpicos.

La idea más extendidas es que los griegos fundamentalmente practicaban deportes individuales y que los “agones” o deportes colectivos no existían. Sin embargo, ¡¡si que conocían!! lo que hoy llamamos  “trabajo en equipo”. Por ejemplo, sus famosas falanges, ideadas para mostrar en la batalla la unión de las capacidades individuales y lograr la máxima cohesión.

Leemos atentamente:

La idea de la falange en sí no es sólo militar, sino que es una expresión de comunidad entre iguales. Aquel que quisiera destacar(…) saliendo de la fila, ponía en peligro su vida al no tener compañeros que protegieran sus costados y, al mismo tiempo, ponía en peligro a la falange al dejar un hueco por el que puede ser rota la línea”.

 

Este texto podría formar parte del discurso de cualquier entrenador de balonmano o de un manual de dirección de equipo.

Volvamos al ámbito deportivo. Los historiadores nos cuentan que existieron los juegos de pelota en la Grecia clásica, y posteriormente en Roma. Estos juegos en la antigüedad grecolatina fueron muy valorados y se debió en buena medida a la idea, generalmente admitida también hoy día, de “que constituían ejercicios físicos muy completos, adecuados para el desarrollo armónico de todas las partes del cuerpo y aptos para hombres y mujeres de cualquier edad. Posteriormente, Galeno, nos deja afirmaciones como las siguientes:

“Los juegos de pelota deleitan el espíritu, relajan la mente y desarrollan la inteligencia, y son incluso adecuados para el entrenamiento militar, ya que –nos dicepreparan para las dos cosas más importantes que un estado encomienda a sus generales: atacar, y defender lo conquistado”.

Curioso ¿no? Cualquier partido de balonmano muestra rápidamente estas mismas intenciones colectivas de los equipos participantes: conquistar el balón, el espacio e impedir que lo hagan los contrarios.

Sin embargo, y a pesar de formar parte del programa educativo de los jóvenes griegos, estos juegos no formaron parte de los agones olímpicos, donde se valoraba el talento individual, el mejor atleta, por encima del colectivo. Podemos decir que esto redujo su importancia quedando enmarcados en las escuelas y academias y no obteniendo la fama que en la Grecia antigua alcanzaron el atletismo, la lucha, el pugilato o las carreras de caballo.

De todos los juegos de pelotas llama la atención uno de ellos, el Harpastón o phainínda por las similitudes que podemos encontrar con el balonmano actual.

Harpastón o phainínda

¿Qué sabemos de este juego? Empezaremos por el significado de la palabra, ya que nos dará algunas pistas sobre sus características. El término harpastón, significa “agarrar fuertemente” o “arrebatar por la fuerza”, lo que indicaría que un aspecto fundamental del juego consistía en apoderarse de la pelota arrebatándosela al rival, o lo que es lo mismo, ¡¡defensa!!

La otra palabra phainínda se relaciona etimológicamente con el verbo  “engañar” y significaría algo así como “juego del engaño” porque “en el transcurso del juego los jugadores “mostraban” la pelota a los adversarios y les hacían creer que la iban a enviar en una dirección, pero los engañaban y la enviaban a otro compañero o escapaban con ella en otra dirección” como hacen tan a menudo los jugadores actuales de balonmano, por ejemplo. O sea, que sabían “fintar”, engañar con la mirada, falsear las intenciones, o lo que es lo mismo, “jugar con inteligencia” y que forma parte de la táctica individual tanto ofensiva como defensiva.

También era un deporte de contacto y en mayor medida que el balonmano actual. Esto hace que muchos lo hayan considerado una especie de rugby. Nosotros entendemos que, tal como lo describen, puede ser perfectamente antecedente de ambos deportes

Terminamos con un pasaje de una comedia del poeta Antífanes, traducido libremente por el profesor Fernando García Romero del Dto. de Filología Griega y Lingüística Indoeuropea de la  Universidad Complutense, al que agradecemos no sólo esta última aportación, sino la mayoría de las informaciones en las que se basa este post.

haspaston

…cogió la pelota y disfrutaba pasándola a uno [un compañero], al tiempo que

esquivaba a otro [un rival]; a otro arrebató la pelota y a otro a su vez hizo

[faltal];  gritando con estridentes voces: ‘fuera, larga, a él, por encima de él, abajo,arriba, corta, devuélvela’[1]

                  Antífanes

                 Por Akademos


[1]Deportes y juegos de pelota en la antigua Grecia”

Fernando García Romero Dto. de Filología Griega y Lingüística Indoeuropea Universidad Complutense

Anuncios