Posts etiquetados ‘espacio’

“El entrenamiento es una de las grandes exclusiva de la inteligencia humana. Consiste en proponerse unas metas y desarrollar las habilidades necesarias para lograrlas. Es una construcción de uno mismo con vistas a un fin.”

La inteligencia es la capacidad de asimilar, guardar, elaborar información y utilizarla para resolver problemas, cosa que también son capaces de hacer los animales e incluso los ordenadores. Pero el ser humano va más allá, desarrollando una capacidad de iniciar, dirigir y controlar nuestras operaciones mentales y todas las actividades que manejan información y por tanto, adaptar nuestros comportamientos a lo que exige cada situación.

La función principal de la inteligencia no es sólo conocer, sino dirigir el comportamiento para resolver problemas de la vida cotidiana con eficacia.

La función principal de la inteligencia en balonmano no es sólo conocer y saber mucho del juego, sino dirigir el comportamiento y nuestras acciones para resolver a nuestro favor y con eficacia las situaciones de juego cambiantes a las que nos enfrentamos como jugadores.

Inteligencia táctica es comprender el juego, entender a lo que se juega y hacerlo .

Inteligencia ejecutiva: aplicar conocimientos y experiencias para ser eficaces.

Intervenir en el juego de forma eficaz, tomando buenas decisiones, colaborando con los demás, adaptando nuestras acciones a las circunstancias cambiantes e integrando al mismo tiempo y de forma interrelacionada:  los conocimientos y experiencias adquiridas, las habilidades  y las actitudes.

Esto significa que ser inteligentes en balonmano implica saber :

  • Captar la información mas importante en cada momento y procesarla con rapidez
  • Decidir de forma intencionada, en tiempo adecuado  y de forma eficaz en colaboracion con los demás dentro de un estilo de juego colectivo o proyecto de juego.
Recuerda: un posible buen pase, no lo es un segundo después.
  • Realizar acciones, con la velocidad adecuada y con la técnica  precisa, adaptandose a las circunstancias o modificando las mismas consiguiendo alguna ventaja para nosotros o para el equipo.
  • Saber valorar la propia actuación y la del equipo, que hacemos bien y que hacemos mal, con vista a mejorar otras actuaciones, aprendiendo a aprender.

Saber + Saber hacer + saber ser + saber estar  

Saber actuar 

Pero inteligencia también es:

  • Saber "engañar": La  lucha deportiva es también una lucha de intenciones 
•Saber esconder nuestras intenciones.
•Saber emitir estímulos engañosos.
•Saber sorprender.
•De forma individual: plan de actuación.
•De forma colectiva : proyecto común
  • Saber asociarse a los mejores, jugar en equipo.

El juego colectivo es el objetivo de la mejora individual: hacer mejor a los otros, hacernos mejores juntos.

  • Saber competir

El carácter competitivo también hay que entrenarlo. hay que saber aplicarlo en las situaciones de entrenamiento y no sólo en los partidos.

Se trata de desarrollar el cualidades competitivas como valentía, coraje, agresividad, disciplina táctica, etc. Estas serán muy importante a medio y largo plazo. Deben tener una orientación justa y correcta en función de la categoría en la que estés, sin olvidar que el resultado no es el único criterio de éxito o fracaso, pero que igualmente y en determinados momentos debe ser tendido en cuenta como objetivo de mejora y superación personal y colectiva.

Por tanto podemos decir qué ser inteligente en balonmano es prepararte en los entrenamientos y partidos para:

Saber + Saber hacer + saber ser + saber estar  + saber competir
Saber actuar en competición

Os dejamos un video curioso de una de las cosas que hemos mencionado. Siempre se habla de las fintas o de las formas de engañar individualmente. Hoy os mostramos un ejemplo de  “engaño” colectivo. Un equipo emite “información” falsa, “oculta” sus verdaderas intenciones”, “engaña” al rival, obteniendo una clara ventaja.

Por Akademos.

Anuncios
Un espacio emocional.

Un espacio emocional.

“Algunos hombres ven las cosas como son y se preguntan, ¿por qué?; yo sueño con las cosas como nunca fueron y me pregunto ¿por qué no?”
Bernard Shaw.

Las personas ajenas a nuestro club pueden encontrar extraño que a nuestro pabellón le llamemos así. Una denominación, por otra parte, ya oficial y cada vez más familiar entre los ciudadanos de Alcobendas. Evidentemente, es mucho más conocida en el ámbito del Club Balonmano Alcobendas, entidad que propuso el nombre y ha dado numerosas razones y argumentos a lo largo de muchos año para que fuese así.

El nombre tiene que ver con una actitud, aquella que durante todo este tiempo nos has hecho imaginar el futuro para instalarnos rápidamente en él y convertir lo imposible en probable, y lo probable en real.

En los sueños las ideas se entremezclan construyendo mundos imaginarios, virtuales, informales y extraños.

Para su realización hay que dotarles de un escenario, personajes y un tiempo real.

Nosotros lo hemos encontrado en el pabellón de la avenida Severo Ochoa.

Es mucho más que una instalación deportiva. Es depositario de gran parte de nuestra historia.

En él, soñamos jugando y jugamos a soñar. Mezclamos ambos sentimientos para conseguir que las cosas sean como nunca fueron, y convertir lo imposible soñado en realidad soñada. Cada pase, cada lanzamiento, cada defensa, cada gol … cada ascenso, pudo verse en este pabellón por qué primero fueron soñados por sus protagonistas. Luego, entrenado, corregido y ajustado para por fin, hacerse visibles en la “cancha” de los sueños.

Sueños individuales, dormidos, íntimos, raros.
Sueños colectivos, compartidos, despiertos, recíprocos, solidarios.
Sueños de jugador, de entrenador, de padre de socio o de amigo.
Sueños nuestros y de todos.

Cada uno de ellos forman parte de un sueño llamado Club Balonmano Alcobendas, y este, con el cúmulo de experiencias acumuladas y rumiadas a lo largo de los años, nos permite comprender nuestro presente y nos ayuda a construir nuestro futuro.

No podemos dejar de soñar y que nos pase como a los protagonistas de “La historia interminable”, que su existencia se veía amenazada porque los niños dejaban de hacerlo.
Debemos recordarlos, reinventarlos,… interpretarlos nuevamente y actualizarlos.
Adaptarlos a cada momento, a las circunstancias y a la etapa en la que estemos viviendo.

Se trata de “soñar despiertos”, posibilitando nuestro crecimiento y desarrollo, y no despertar de un “sueño” profundo dentro de unos años y pensar en lo que podría haber sido o podíamos haber hecho.

Este blog que hoy comenzamos pretende ser una humilde contribución a ese objetivo: impedir que este club deje de soñar y hacer los sueños realidad.
Solos los que sueñan con llegar muy lejos, descubren que no están tan lejos llegar.

“ No pierdas los sueños y ponlos en práctica”
Michael Jordan