Archivos de la categoría ‘Videos’

Hoosiers, más que ídolos.

Publicado: 9 marzo, 2013 en Videos

hoosiers

Los  jugadores deben funcionar como uno solo. Ningún jugador es más importante que el otro. Equipo, equipo, equipo”.

Noman Dale, entrenador de Hickory, en la película “Hoosiers, más que ídolos”

 

Así termina Hoosiers, una de las películas que mejor refleja como se construye un equipo. Un viaje desde lo individual a lo colectivo que nunca acaba.

Basada en hechos acontecidos en 1954 nos cuenta la historia de un equipo de baloncesto que supo llegar a la final estatal. En relación con lo que sucedió en realidad, hay cambios sustanciales con el objeto  de adaptarla mejor al cine y lograr transmitir  intensamente la épica deportiva que “transpira”  por medio de sus personajes. Es por ello que algunos aspectos pueden resultar exagerados para la mayoría de espectadores , sin dejar de gustar. Sin embargo, para los que hayan hecho deporte, vivido el seno de un equipo o experimentado victoria y derrota , es creíble y te hace revivir recuerdos.Instantes.Momentos.

Hickory. Indiana, 1954.  Una población del interior del estado y un pequeño instituto, de esos que hemos aprendido a identificar a través de las películas y para los que sus equipos deportivos son su máxima expresión de identidad y pertenencia.

Los ojos, y sobre todo, la mirada de un nuevo entrenador, nos cuenta desde que llega lo que sucede alrededor del equipo de baloncesto del instituto. Un entrenador con pasado. Duro, exigente y obstinado. También impulsivo, introvertido y solitario. Pero sobre todo, un buen entrenador, que va a trasmitir a sus discípulos disciplina, esfuerzo,  confianza y orgullo. También baloncesto y como aprender a ganar desde el trabajo de equipo para los que  todos son válidos: altos y bajos; buenos y menos buenos. Durante el transcurso de la película se nos muestra la construcción de un equipo, desde el principio, cuando tan sólo es un proyecto de Norman, hasta el final, cuando es la realidad de todos: los jugadores, el instituto, los padres, ..todo el pueblo.

Es un viaje que han recorrido muchos técnicos. Del yo al nosotros. Del individuo al colectivo. Es una búsqueda permanente por encontrar la “magia” que tiene escondida todo grupo detrás de sus miembros, y que sólo se manifiesta cuando son capaces de jugar y trabajar juntos.

También es una historia de redención y segundas oportunidades.

Hay quien ha querido ver en la película paralelismos con la vida de un gran entrenador , Bobby Knight, precisamente de Indiana, el cual tuvo algunos problemas en sus comienzos y luego logró ser uno de los entrenadores más afamado de basket colegial  y universitario norteamericano. No tengo esa certeza. Lo que sí está claro en la película es que “el viejo entrenador” oculta su pasado y encuentra en Hickory una seg

unda oportunidad para redimirse de su pasado. Y no sólo él. También su ayudante en una lucha diaria contra el alcohol. Los jugadores que se van y vuelven. La estrella del equipo. La profesora, e incluso los padres, que añoran “lo que nunca sucedió” y depositan en sus hijos la esperanza de que realmente suceda.

Hay escenas memorables. No me refiero a la calidad cinematográfica, que pudiera serlo. Más bien a la carga emocional que contienes y lo que trasmiten en forma de enseñanzas y valores.

Algunos ejemplos.

El primer día de entrenamiento; la presentación del equipo antes de comenzar la temporada; el regreso del jugador “estrella” que no quería jugar; la llegada al pabellón de la final midiendo el campo y la altura de las canastas; la charla antes del último partido y muchas más. Dejo para el final el último tiempo muerto, ejemplo de confianza, de autoestima y de fe de unos jugadores en sí mismo y en lo que hacen.

Si a todo ello. Añadimos una buena banda sonora que acompasan las emociones; una buena escenografía y buenos actores, encabezados por Gene Hackman, tenemos una magnífica película de deportes, y sobre todo, magníficas lecciones para todos los que estamos de alguna forma implicados en él.

Anuncios

 

Todo el mundo sabe que la selección española de balonmano masculina  ha ganado en los últimos años dos veces el Campeonato del Mundo y que nuestras mujeres han conseguido recientemente  la medalla de bronce en los Juegos Olímpicos.

Lo han hecho jugando bien y han conseguido la admiración de todos. Siendo esto importante, además han conseguido otra cosa: transmitirnos lo importante que estar unidos; saber compartir; ayudar y dejarse ayudar; esforzarse juntos. Es decir, alcanzar el éxito jugando en equipo.

Cuando colaboramos y cooperamos con otros para conseguir un objetivo común aportamos nuestros conocimientos, nuestras habilidades, nuestras experiencias y las ponemos al servicio del colectivo.

Pero también nos beneficiamos de ello, pues aprendemos muchas cosas de los demás que nos hacen progresar y ser mejores. Incluso nos motiva a  esforzarnos y nos sorprendemos haciendo cosas que seríamos incapaces de hacer por nosotros mismos.

Se trata de conseguir hacer realidad un lema muy famoso: “todos para uno y uno para todos”, en un clima de confianza, de ilusión y de superación que nos hace progresar como individuos y como grupo.

Jugar en equipo en nuestra vida

No sólo se trata de jugar en equipo en el deporte. Hay muchas oportunidades de hacerlo en nuestra vida diaria.

Hay que  tratar de integrarse lo mejor posible y aportar en todos los ámbitos de relación en los que participemos y nos desenvolvemos. Diariamente  jugamos en varios equipos: nuestra familia, nuestros amigos, nuestra colegio, nuestra ciudad, nuestro país… Incluso la humanidad entera debería ser un equipo.

Para ello vuelve a ser importante nuestra actitud.

En los equipos deportivos un jugador puede limitarse a estar, quedarse sentado en el banquillo y mirar, o bien, participar activamente , levantarse y jugar. Es más divertido jugar.

Se trata de hacer lo mismo en “los otros equipos” a los que también pertenecemos. Compartir nuestro vida con otros y colaborar con ellos. Cuanto más lo hagamos más  daremos y más recibiremos, es decir, la esencia de jugar en equipo: aportar y recibir

Por ejemplo, si somos generosos con un familiar, compañero, un amigo  y le tratamos con respeto, nos hace mejores a nosotros y a él.

Es el caso de la selección española de balonmano o en el de tu equipo. Un buen trabajo en equipo, del que estamos tan necesitado en nuestras vidas, refleja la cohesión del grupo por encima de todo; la buena relación entre todos sus componentes; el compromiso con unas ideas y una forma de juego; la convicción de que lo que hacen es lo adecuado y lo hacen bien; la capacidad de adaptación en los momentos difíciles; dar valor al respeto, a la disciplina y al esfuerzo; solidaridad y generosidad dentro y fuera del terreno de juego; confianza en el que tienes al lado; etcétera.

(más…)

 

(más…)

“El entrenamiento es una de las grandes exclusiva de la inteligencia humana. Consiste en proponerse unas metas y desarrollar las habilidades necesarias para lograrlas. Es una construcción de uno mismo con vistas a un fin.”

La inteligencia es la capacidad de asimilar, guardar, elaborar información y utilizarla para resolver problemas, cosa que también son capaces de hacer los animales e incluso los ordenadores. Pero el ser humano va más allá, desarrollando una capacidad de iniciar, dirigir y controlar nuestras operaciones mentales y todas las actividades que manejan información y por tanto, adaptar nuestros comportamientos a lo que exige cada situación.

La función principal de la inteligencia no es sólo conocer, sino dirigir el comportamiento para resolver problemas de la vida cotidiana con eficacia.

La función principal de la inteligencia en balonmano no es sólo conocer y saber mucho del juego, sino dirigir el comportamiento y nuestras acciones para resolver a nuestro favor y con eficacia las situaciones de juego cambiantes a las que nos enfrentamos como jugadores.

Inteligencia táctica es comprender el juego, entender a lo que se juega y hacerlo .

Inteligencia ejecutiva: aplicar conocimientos y experiencias para ser eficaces.

Intervenir en el juego de forma eficaz, tomando buenas decisiones, colaborando con los demás, adaptando nuestras acciones a las circunstancias cambiantes e integrando al mismo tiempo y de forma interrelacionada:  los conocimientos y experiencias adquiridas, las habilidades  y las actitudes.

Esto significa que ser inteligentes en balonmano implica saber :

  • Captar la información mas importante en cada momento y procesarla con rapidez
  • Decidir de forma intencionada, en tiempo adecuado  y de forma eficaz en colaboracion con los demás dentro de un estilo de juego colectivo o proyecto de juego.
Recuerda: un posible buen pase, no lo es un segundo después.
  • Realizar acciones, con la velocidad adecuada y con la técnica  precisa, adaptandose a las circunstancias o modificando las mismas consiguiendo alguna ventaja para nosotros o para el equipo.
  • Saber valorar la propia actuación y la del equipo, que hacemos bien y que hacemos mal, con vista a mejorar otras actuaciones, aprendiendo a aprender.

Saber + Saber hacer + saber ser + saber estar  

Saber actuar 

Pero inteligencia también es:

  • Saber "engañar": La  lucha deportiva es también una lucha de intenciones 
•Saber esconder nuestras intenciones.
•Saber emitir estímulos engañosos.
•Saber sorprender.
•De forma individual: plan de actuación.
•De forma colectiva : proyecto común
  • Saber asociarse a los mejores, jugar en equipo.

El juego colectivo es el objetivo de la mejora individual: hacer mejor a los otros, hacernos mejores juntos.

  • Saber competir

El carácter competitivo también hay que entrenarlo. hay que saber aplicarlo en las situaciones de entrenamiento y no sólo en los partidos.

Se trata de desarrollar el cualidades competitivas como valentía, coraje, agresividad, disciplina táctica, etc. Estas serán muy importante a medio y largo plazo. Deben tener una orientación justa y correcta en función de la categoría en la que estés, sin olvidar que el resultado no es el único criterio de éxito o fracaso, pero que igualmente y en determinados momentos debe ser tendido en cuenta como objetivo de mejora y superación personal y colectiva.

Por tanto podemos decir qué ser inteligente en balonmano es prepararte en los entrenamientos y partidos para:

Saber + Saber hacer + saber ser + saber estar  + saber competir
Saber actuar en competición

Os dejamos un video curioso de una de las cosas que hemos mencionado. Siempre se habla de las fintas o de las formas de engañar individualmente. Hoy os mostramos un ejemplo de  “engaño” colectivo. Un equipo emite “información” falsa, “oculta” sus verdaderas intenciones”, “engaña” al rival, obteniendo una clara ventaja.

Por Akademos.

LOS JUGADORES NO SOLO ENTRENAN . ESTÁN  EN UNA ACADEMIA, … APRENDIENDO.

Aprender es el la manifestación más importante de nuestra inteligencia.

Aprender de cada experiencia, de cada consigna, de cada error,… aprender a aprender.

Aprender por medio del balonmano formando personas y ciudadanos.

Aprender balonmano para mejorar como jugadores y deportistas:

  • Jugadores con iniciativa, autónomos pero disciplinados y fiel a una idea; a un estilo de juego.
  • Jugadores creativos, productores de balonmano, …pero capaces de hacerlo al servicio del juego de equipo.
APRENDER JUGANDO Y NO SOLO JUGAR SIN APRENDER

Querer es poder

Publicado: 18 diciembre, 2012 en Videos

En el deporte el 99 % es actitud, … querer.

Querer es poder.
Y el poder es lo que te hará conseguir tus retos y desafíos.
Actitud + Esfuerzo = Compromiso

¡¡Intentad siempre!!
  • Ser los mejores… aunque cometamos  errores y de ellos sacar aprendizajes
  • Ser ganadores …aunque no ganemos siempre.
  • Ser referentes… y sentirnos orgullosos de pertenecer a algo diferente

Esfuerzo, sacrificio, compromiso…Actitud

Publicado: 14 diciembre, 2012 en Videos

Magnífico ejemplo de lo que debe ser la actitud para afrontar la adversidad en los peores momentos de nuestra vida.